23 Nov

Mexicali. Un pueblo muy bicicletero.

Por Karla Mora Corrales
Niños, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad han hecho de la bicicleta todo un fenómeno en crecimiento en los últimos meses en esta ciudad. Cada mes nos hemos reunido decenas de personas transitando las calles de Mexicali, llegando a casi 200, recorriendo por lo general más de 10 kilómetros. En él los cachanillas hemos aprendido las bondades del este vehículo reconocido por el reglamento de tránsito municipal como vehículo ligero.
.
El auge del fenómeno de la movilidad ciclista es mundial. Cada vez más ciudades se suman al uso de la bici como medio de transporte. La bicicleta es un objeto bondadoso, casi como un instrumento musical, que al usarlo se mejora la interacción humana (haces amigos), se lucha contra la contaminación ambiental (aún conservamos el primer lugar nacional en contaminación del aire), nos ejercitamos sin cuotas de inscripción o mensualidades (somos el país con el primer lugar en sobrepeso y obesidad), sirve para quitar el estrés y vivimos en plenitud la ciudad. La bicicleta no como un fin, sino como un medio de allegarnos de todo lo que se nos ha olvidado que es importante: la salud, la convivencia y ¡hasta la economía!
.
Mexicali es un pueblo bicicletero. Volteen a su alrededor en cualquier trayecto y verán que pululan las bicicletas. Les invito a que las observen, y a manera de un ejercicio de imaginación, intenten adivinar el oficio de quien las maneja, hacia dónde va y viene, cómo se protege de los carros, de los perros, del sol. La cultura bicicletera se hace en la práctica. ¿Cuántas bicicletas se encontraron hoy en el camino? ¿Cómo sería la suya?
.
Este octubre se cumplió un año del nacimiento de MXLiBiCi, un colectivo ciudadano que busca impulsar el uso de la bicicleta como un medio de transporte limpio, seguro y eficaz, así como llamar la atención de las autoridades para que fomenten el uso de la bicicleta y el transporte no-motorizado. Para ello, continuamente invitamos a la comunidad a que se una a los paseos ciclistas dominicales, que participen en ellos tanto niños como personas de la tercera edad y festejen así su uso un par de veces al mes. El chiste es perderle el miedo a las calles. También abogamos por algunos kilómetros de ciclovías (ojo Municipio de Mexicali), que no vendrían nada mal, como ya las tienen en las principales ciudades del país.
.
El movimiento MXLiBiCi aumenta de tal medida que ha sido necesario implementar para los bicicleteros más audaces los “Biciviernes”, la medida de aumentar a dos los paseos en el mes fue una petición generalizada y además hacemos actividades como cineclubs y paseos al tianguis Santo Tomás en Caléxico. El chiste es que todos los mexicalenses sepan que ya sea en distancias cortas o trayectos largos la ciudad se recorre a todo dar en bici.

Aparecido en el semanario Contacto No. 595, del 16 al 22 de noviembre de 2011.

Fotografía de David Díaz.

Deja un comentario